Cosas que pasan

Two can play at this game

lunes, noviembre 21, 2016 Ionela Scoarta 0 Comments


No eres ni el primer ni el último tío del que paso porque pasa de mí. Si lo tuyo te sale natural, lo mío sale calculado, y si lo tuyo es de esperar, lo mío es sorprendente.

Porque tú pasas de cualquier chica que se ha dejado enamorar, y te esperas que a partir de ahora estén pendientes de ti, y de tus manos y de tus ganas de hacerles el favor y provocarles orgasmos, físicos y mentales. Porque te lo curras muy bien hasta que se entregan, y piensas que para ellas no hay vuelta atrás. Que son ellas las que siempre se quedan enamoradas, y que tú quedas el que decide si se queda o se va, el que baila libre entre mariposas, con la confianza bien alta y el corazón bien frío.

Pues no.

Un cazador como tú siempre tiene que pasar por sus jaulas para comprobar que las presas están ahí, reconociendo su estatus; por eso desde que descubro cómo eres tengo paciencia. Hoy no, y a lo mejor mañana tampoco, pero vuelves, y es entonces cuando te das cuenta que la presa sigue siendo libre, que el hechizo no ha funcionado, que donde pensabas haber dejado a un pájaro asustado encuentras un águila bien fuerte.


Y a ti, amigo mío, no se te da bien la cetrería.

You Might Also Like

0 pareri: